Recuerdos

Loading...

lunes, 22 de junio de 2009

Show me The Way



Me pasa muy a menudo. Seguro que a vosotros también os ha pasado alguna vez. Levantarte con una canción en la cabeza y no podertela quitar de ella en todo el día. Me ha pasado con ésta. Llevo varios días que me pulula por ella. No sé por qué me gusta tantísimo. " No me enseñas el camino, quiero que me enseñes el camino"

Bueno, pues vine de Roma. Dos días más tarde de lo que teníamos previsto. Es una historia larga de relatar, y como no tengo nada mejor que hacer, me apetece contarla.Empecemos por el principio.

Llegamos a la ciudad el lunes, con toda la ilusión del mundo, con ganas de ver todo lo que pudiéramos. La primera parada que hicimos fue en el hotel, para darnos una ducha rápida y ponernos en marcha. La primera visita que realizamos fue al Coliseo.La verdad es que impresiona bastante porque es enorme. Y luego por dentro es la caña. Nos hicimos la típica foto de los pulgares ( una con el dedo hacia arriba y la otra hacia abajo) Después del Coliseo, vimos el Arco Di Constantino, que está al lado. Decidimos entonces entrar a ver el Foro Romano. Nuestros pies se empezaron a resentir, ya que HAY QUE LLEVAR CALZADO CÓMODO. Los mocasines están bien para las tardes de paseo, no para " patearte" una ciudad de cabo a rabo.

Terminamos el día cenando en la Piazza Navona.Y para qué cogernos el transporte público si podíamos ir andando, si total, los pies a penas nos dolían...Lo bueno que tenía nuestro hotel era que estaba relativamente cerca del Vaticano,y con buscar la Basílica de San Pedro más o menos nos ubicabamos.El mapa ha sido muy buen compañero.Tardamos en llegar así como tres cuartos de hora. Nueva ducha refrescante y a la cama.

El martes era el gran día en el que íbamos a ir al Vaticano. Es impresionante. ¿ Qué podría decir de la Capilla Sixtina?es acojonante.Igual suena un poco exagerado, pero se me erizaron los pelos.Está todo tan perfeccionado, tan currado...Hay que verlo aunque sea una vez en la vida.
No se podían hacer fotos ( obviamente) pero no me pude resistir e hice una de la " Creazione di Adamo" que es el más característico. Me compré una lámina para mi cuarto.Me quedé enamoradísima de él.

Después de ver el museo Vaticano, fuimos a la Basílica de San Pedro. Y claro, subimos a la cúpula. Pagamos 7 € para quitarnos un buen tramo de escaleras. Lo que no sabíamos era que aún así teníamos que subir 320. Nos dieron los siete males,subíamos y subíamos y subíamos. Parecía que no tenían fin. Cuando llegamos arriba casi ni nos lo creíamos.Merece la pena porque tiene unas vistas preciosas. Tocaba bajar de nuevo. Cuando llegamos abajo, mis piernas seguían bajando escaleras,es más, temblaban cuando se quedaban paradas.
Entramos a la basílica. Tampoco hay palabras para describrlo. Inmensa.Sobrecogedora. Para poder entenderlo tienes que estar ahí.

Fuimos a las tumbas de los Papas. Pero yo solo quería ver una.Me emocioné y no pude reprimir las lágrimas. El propósito del viaje era ese, estar en ese lugar unos minutos.

Como he comentado antes,no llevamos calzado apropiado.Teníamos los pies llenos de rozaduras y de ampollas. Me tuve que comprar unas deportivas o me quedaría coja para el resto de mi vida.

Después de una muy buena comida y de tomarme el mejor Capuccino de mi vida,hicimos un pequeño descanso antes de ir a la famosa Fontana Di Trevi. Es preciosa.Enorme.Y estaba hasta los topes de gente. Nos compramos un helado ( efectivamente,el mejor helado que me he comido nunca) y nos sentamos un rato para contemplarla bien. Claro, tiramos la monedita e hicimos foto. Anduvimos un poquito más, haciendo pequeñas paradas en las tiendas de Souvenirs ( cual guiris de la vida) para comprar algunos recuerdos para nostras, para las familias y para los amigos. Llegamos a la Piazza di Spagna. Tenía muchas ganas de verla. Me acordé al instante de " Vacaciones en Roma" con Audrey Hepburn y Gregory Peck. Estaba abarrotada de gente.Paseíto agradable para llegar al hotel.

A la mañana siguiente hicimos el equipaje, lo dejamos todo listo para la partida. Queríamos ver el Castillo de Sant'Angelo.Mola un montón. Todos aquellos que hemos visto" Ángeles y Demonios" no podíamos pasar por alto la visita.

Y a partir de aquí es cuando el subrealismo se apodera de esta historia. Después de una buena comida, y de ir de sobradas de la vida, cogimos las maletas y nos dirigimos al aereopuerto. Íbamos con el tiempo tan pegado tan pegado que perdimos el vuelo.Sí,fuimos unas auténticas gilipollas.Fue por diez minutos. Nuestro avión estaba en pista,pero obviamente no podíamos embarcar. El caos se apoderó de nosotras. A ver como narices llamábamos a casa para decir que habíamos perdido el vuelo... Lo mínimo que nos llamaron fue pardillas. Desde Ciampino nos tuvimos que bajar de nuevo a Roma para intentar conseguir unos billetes de avión para el día siguiente. Terminamos en la estación de Termini. La zona,creo que debe de ser de las peores de toda Roma. Encontramos billetes, pero nos faltaba el alojamiento para esa noche. De repente aparecen unos individuos que nos dicen que si buscamos habitación de hotel o de hostal.La cosa me huele mal,y decidimos pasar del tema. Pero de repente aparece otro para regatear el precio de una habitación. Nos sigue dando mal rollo así que decidimos decir educadamente que no.Y lo más fuerte es ver cómo se juntan todos estos individuos y se nos ponen a seguirnos. Creo que nunca antes había pasado tanto miedo como esa noche. Le pudimos despistar. Después de toda esa movida,vamos a un sitio " oficial" para coger un hotel Cuando llegamos al sitio, lo primero que se nos pasó por la cabeza fue que era un prostíbulo. La habitación, lo más cutre que te puedes encontrar. Era como la de un presidiario.Horroroso. Tuve que poner mi maleta delante de la puerta por si acaso a alguien se le ocurría entrar,estar un poco alerta. Malos sueños nos acompañaron toda la noche.
A la mañana siguiente, que nos despertamos muy muy temprano para no perder el vuelo, salimos despavoridas de aquel lugar tan siniestro.
La cosa marchaba bien,llegamos pronto al aereopuerto, con nuestros billetes preparados para regresar a España. Embarcamos, cogemos un bus que nos lleva hacia el avión. Pero hay un problema. Vemos el avión,y el bus no para,sino que nos lleva al punto de partida.El vuelo se " retrasa" porque hay problemas técnicos. Nos pasamos toda la mañana esperando a poder salir, hasta que, de repente, nos dicen que se ha cancelado. Nos dicen que lo más seguro que podamos coger el de las seis y media de la tarde.Lo más seguro,pero no lo más probable, ya que nos quedamos en tierra debido a que había overbooking.Después de estar más de 3 horas esperando, el aereopuerto nos puso un hotel para que pasaramos esa noche.Conocímos a unos venezolanos, a unos chinos, a una norteamericana,a un argentino,a muchos italianos...A todos nos mandaron al mismo hotel. Y la cena fue la más subrealista que he tenido nunca. Me reí todo lo que pude y más. Todos hablando con todos, en spanglish, en italospanglish, un maremagnum de idiomas en la misma mesa.
Luego tuvimos una buena charla con nuestro amigo el argentino.Una persona encantadora, todo sea dicho.
No nos podíamos ir de Roma sin ver el mar. Así que decidimos dar un paseo por la noche y estar un ratín allí. Super agradable.

A la mañana siguiente, después de pasar un buen rato en la cola para que nos dieran los billetes para poder embarcar, por fin lo hicimos. En Business, con un par. Algo bueno tenía que tener todo esto. Eso sí,el miedo a montar en avión no se me ha quitado.Qué mal lo paso....

Llamarme tonta o ingenua, pero soy de las personas que piensa que las cosas siempre ocurren por alguna razón,quizás algún día llegemos a entender el por qué de todo lo que pasó.

Y esta ha sido mi experiencia por Italia. El mejor viaje que he realizado hasta el día de hoy. Aunque haya cosas que se nos hayan torcido un poco, no lo cambiaría por nada. Todo es aprendizaje.

Ya estamos preparando el próximo. Destino : Berlín.Es otra de las ciudades que llevo queriendo visitar desde hace muchos años.

He vuelto a caer y no debía. La dinámica que estaba realizando hasta el día de hoy no me estaba yendo mal del todo.¿ Por qué no aprendo? si tampoco es tan difícil...Me va la marcha,debe de ser eso.Y porque no me da la real gana, hablando en plata.

Suecia...qué lejos quedas todavía, con las ganas que tengo de irme.


No hay comentarios: